Iberdrola obtiene un beneficio neto de 3.104 millones de euros, pese a la caída del 14 por ciento en España

Iberdrola obtiene un beneficio neto de 3.104 millones de euros, pese a la caída del 14 por ciento en España

Gracias a su modelo de negocio resiliente, los buenos resultados internacionales y unas inversiones de 10.500 millones en el último año

Ignacio Galán, presidente da Iberdrola

“Seguimos contribuyendo a un sistema energético más autosuficiente, sostenible y competitivo. Acelerar las inversiones en electrificación nos permitirá ser menos dependientes de la volatilidad del petróleo y el gas y generar más crecimiento y más empleo, como demuestran estos resultados”

  • Beneficio neto de 3.104 millones de euros, impulsado por los buenos resultados internacionales (principalmente en Estados Unidos y Brasil) y un 14% de incremento en las inversiones hasta los 7.600 millones de euros (10.500 millones en el último año).
  • El Ebitda se incrementa un 17%, hasta los 9.529 millones de euros.
  • El flujo de caja alcanza los 8.200 millones de euros, un 28% más.Modelo de negocio resiliente ante el contexto macroeconómico actual.
  • La diversificación geográfica impulsa el crecimiento y permite beneficiarse de la evolución positiva de las divisas, especialmente el dólar.
  • Foco en activos de redes y contratos a largo plazo, lo que protege de una evolución negativa de la demanda o de la inflación.
  • 100% de la producción ya vendida en España en 2022, 90% en 2023, 70% en 2024 y 50% en 2025.
  • El 100% de los suministros de equipos están asegurados para 2022 y el 90% para 2023, con precios cerrados o cubiertos, mitigando los impactos de los aumentos de costes de las materias primas y los tipos de cambio.
  • Un 75% de la deuda es a tipo fijo, con un vencimiento medio de 6 años.
  •  Liquidez de 24.000 millones de euros, que permite cubrir 27 meses de necesidades financieras sin necesidad de acceder al mercado.

Contribución proactiva frente a la crisis. 

  • Manteniendo precios estables a los clientes.
  • Apoyando a clientes vulnerables (bono social y facilidades de pago).
  • Promoviendo el ahorro y la eficiencia energética.
  • Creando empleo de calidad: 4.700 nuevas contrataciones en los últimos 12 meses.
  • Contribuyendo a las arcas públicas: 7.800 millones de euros impuestos pagados el último año (cerca de la mitad en España).
  • Compras de 15.000 millones de euros a suministradores, que sostienen 400.000 empleos en todo el mundo (85.000 en España).

Claves operativas: 

  • Iberdrola ha invertido 7.600 millones de euros en los primeros nueve meses, un 14% más, con un total de 10.500 millones en los últimos doce meses.
  • 90% de la inversión destinada a renovables y redes inteligentes para acelerar la electrificación y la independencia de combustibles fósiles.
  • 75% de la inversión en mercados internacionales, con Estados Unidos como principal destino inversor.
  • La producción eólica y solar se incrementa un 13% gracias a la nueva capacidad instalada y al buen desempeño operativo, impulsando la producción renovable total hasta los 55.354 GWh y compensando la menor producción hidroeléctrica por la sequía.

Nuevas alianzas para impulsar la electrificación con energías limpias:

  • Con EIP en Wikinger, para impulsar un mayor crecimiento en energía eólica marina.
  • Con Sempra, para desarrollar hidrógeno verde en EE.UU.
  • Con Shell, para promover energía marina eólica flotante en el Reino Unido.
  • Con BP, para instalar 11.000 puntos de recarga en España y Portugal.

Reafirmando las perspectivas para 2022: La compañía mantiene su previsión de alcanzar un beneficio neto de entre 4.000 y 4.200 millones en el conjunto del año.Incremento de la remuneración al accionista.

El Consejo de Administración ha aprobado una remuneración de 0,18 euros por acción (un 5,9% más) que se abonará en enero de 2023

ia energética, Iberdrola ha invertido 7.600 millones de euros en los primeros nueve meses, lo que supone un 14% más que el mismo periodo del año anterior. De esta cuantía, el 90% se ha destinado a renovables y redes inteligentes para acelerar la transición energética y reducir los combustibles fósiles. Así, ya suma 10.500 millones de inversión en el último año, importe del que la compañía ha destinado el 75% de la inversión a mercados internacionales, principalmente Estados Unidos.

Así, el grupo fortalece su liderazgo renovable al superar los 39.000 MW de capacidad verde en todo el mundo.

Gracias a esta nueva capacidad instalada y al buen desempeño operativo, la producción eólica y solar se ha incrementado un 13%, impulsando la producción renovable total hasta los 55.354 GWh, lo que ha compensado la menor producción hidroeléctrica por la sequía.

En los últimos meses Iberdrola ha afianzado su plan de crecimiento con varias alianzas que le han permitido incrementar su apuesta renovable, como la realizada con EIP en Wikinger para potenciar su cartera de eólica marina, el acuerdo con Sempra en Estados Unidos para el desarrollo del hidrógeno verde, la alianza con BP para el desarrollo de 11.000 puntos de recarga en España y Portugal o el acuerdo con Shell para promover energía marina eólica flotante en el Reino Unido. 

CONTRIBUCIÓN A ALIVIAR LA ACTUAL CRISIS ENERGÉTICA

En este contexto de crisis, Iberdrola ha querido profundizar en su actitud proactiva con las familias y las industrias. La empresa ha mantenido estables los precios a los clientes, a niveles muy inferiores a los del mercado de electricidad regulado, gracias a su generación renovable y de cero emisiones. Por otra parte, ha promovido medidas específicas para los clientes vulnerables y facilidades de pago, y ha lanzado varias iniciativas para incentivar la eficiencia y el ahorro energético.

En los últimos 12 meses, Iberdrola ha aportado más de 7.800 millones de euros a las arcas públicas, y ha realizado 4.700 incorporaciones. Gracias a los más de 15.000 millones de euros en compras que ha realizado, la compañía sostiene 400.000 empleos en todo el mundo -85.000 en España-.

MODELO RESISTENTE AL CONTEXTO

Además, su diversificación geográfica le está permitiendo beneficiarse de la apreciación de las divisas, especialmente el dólar.

La empresa centra su crecimiento en activos de redes y contratos a largo plazo, lo que protege de una evolución negativa de la demanda o de la inflación. Iberdrola tiene ya vendida el 100% de la energía para este ejercicio, el 90% de su producción en 2023, el 70% en 2024 y el 50% en 2025.

Además, el 100% de las compras de suministros están aseguradas para este año y el 90% para 2023, evitando así las tensiones actuales de las materias primas y tipos de cambio. 

La compañía cuenta con el 75% de su deuda a tipo fijo, lo que le permite afrontar el nuevo contexto de tipos de interés.  

El crecimiento del 28% en el flujo de caja, hasta los 8.200 millones de euros a cierre de septiembre, le ha permitido además incrementar su solidez financiera. 

Iberdrola cuenta con una liquidez superior a 24.000 millones de euros, que le permitiría cubrir sus necesidades financieras sin tener que salir al mercado durante 27 meses.

La compañía ha reiterado su previsión de beneficio neto para este ejercicio, entre los 4.000 y los 4.200 millones de euros, y ha anunciado que el dividendo complementario será de 0,18 euros por acción, lo que supone un incremento del 5,9% respecto al mismo periodo del año anterior. El pago de esa retribución, que se realizará bajo el programa ‘Iberdrola Retribución Flexible’, está previsto para el próximo enero.

El próximo 9 de noviembre, Iberdrola presentará ante los inversores su Capital Markets Day, donde dará más detalle de sus nuevos proyectos y perspectivas para 2022-2025. 

Fuente: Nota de prensa